Estamos en unos momentos bastante delicados, qué os voy a decir… Pero tomando un poco de distancia y viendo todo lo que está pasando, quiero exponeros un punto positivo, mostrar el vaso medio lleno.

Hay mucha gente que me conoce de hace muchos años y sabe lo que he vivido, sobre todo junto a Juli y, finalmente, con su enfermedad.

En aquellos momentos era joven y tuvimos que cerrar El Cairat de un día para otro, porque de la visita rutinaria en el hospital ya no lo dejaron irse. Después, vino la operación, quimio, efectos secundarios, deterioro de la persona, etcétera.

Bien, no lo quiero hacer dramático, porque al final siempre sacaba una cosa positiva. Mi carácter era inseguro, ahora no lo es tanto; quería tenerlo todo controlado, ahora sé improvisar.

Siempre he dicho que el tiempo es el mismo: si pasas un mal momento, deja que pase; y si estás en un buen momento, disfrútalo, ¡vive el presente! Ahora tienes cerca una planta o una flor y la ves crecer: DISFRUTA. Estás leyendo un libro, tienes tiempo: DISFRUTA. Estás jugando con tus familiares: DISFRUTA. Estás cocinando para tus seres queridos: DISFRUTA.

Claro que es duro, pero también debo reconocer que, con todos aquellos con quienes he hablado estos días, os he visto tranquilos, relajados, con una sonrisa en la cara, sin estrés.

Pues eso, ¡DISFRUTA de los pequeños momentos, que saldremos de esta!

Mercè Pellejà

P. D. MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODA LA GENTE QUE ESTÁIS TRABAJANDO: sanitarios, personas de comercios, gestorías, bancos, bomberos, policías, personas que trabajan con gente mayor, voluntarios… ¡A todo el mundo, gracias!